ecolatino

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra
Quiénes somos?   |   Buscar   |   Contactanos   |   Suscríbete
Home Amor y Sexo Masaje sensual

Masaje sensual

masaje sensualEl masaje sensual es una fuente de gran placer que combina lo físico con lo espiritual y favorece considerablemente la relación de la pareja.
Para lograr un momento absolutamente erótico y privado en pareja, el masaje sensual puede constituir por sí mismo toda una experiencia para los sentidos. El cuidado y el esmero juegan un papel fundamental en el resultado. Las interrupciones son el enemigo número uno de los climas sensuales, por eso, para comenzar desconecta los teléfonos. Prepara un ambiente tranquilo, agradable y perfumado. Utiliza una iluminación suave, luz de velas y música agradable.  
Ten a mano elementos "indispensables" como aceite para el cuerpo y lubricantes al agua.
Los lubricantes y aceites deben colocarse siempre directamente sobre las manos. Las mujeres sólo deben utilizar lubricantes al agua para evitar posibles infecciones.

masaje sensualProcurando que tus movimientos sean siempre regulares, rítmicos y simétricos, puedes aplicar distintas técnicas:
- el frotamiento: deslizar las palmas por la piel, echando el peso de tu cuerpo sobre ellas.
- el masaje: con las manos levemente curvadas, fricciona el cuerpo con un movimiento suave y regular.
- el amasamiento: utiliza las articulaciones de tus dedos o los pulgares, en un movimiento circular, para aliviar cualquier tensión muscular a lo largo de la columna vertebral, pero evitando la columna misma.
- golpes secos: debes dar una serie de golpes enérgicos con el canto de la mano.
- palmadas y golpeteos: las palmadas se dan suavemente.

Desplázate de una parte de su cuerpo a otra pasando por los hombros, brazos, muslos, pantorrillas, pies y nalgas. Desliza tus manos despacio por sus piernas. Roza sus genitales y provócale masajeando el interior de sus muslos. El uso de un lubricante cuando masajeas sus genitales, eleva la sensación de placer y evita molestias.
Finalmente, cuando creas que ya has despertado su energía erótica, pide tu turno.

El masaje siempre debe ser una fuente de placer para ambos. Además, quien lo practique debe aprender a renunciar momentáneamente a sus propias necesidades, para concentrarse en el disfrute de la pareja. Es importante dejar en claro que no necesariamente un masaje erótico debe culminar con sexo. Haciéndolo así, conseguirás la apreciada meta de ser capaz de dar y recibir placer plenamente.