ecolatino

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra
Quiénes somos?   |   Buscar   |   Contactanos   |   Suscríbete
Home Farándula Shakira

Shakira

shakiraLa gran multitud -21,000 personas- que estuvo presente en el concierto de Shakira aún sigue alucinanda con el incomparable espectáculo que ofreció la reina indiscutible del pop rock latinoamericano durante una hora y media, en sus presentaciones del pasado 21 y 22 de febrero 2007 en el Hallenstadion de Zurich.

El huracán latino salió al escenario entre los impacientes gritos de sus fans, que tuvieron que esperar más de veinte minutos de retraso para que su heroína apareciera en escena. La artista apareció tras una cortina semitransparente que no hizo más que incrementar la tensión del público por verla en persona.
La cantante apareció vestida con un pantalón negro ancho, una blusa tipo bolero negro y plateado y zapatillas deportivas ante la gran multitud de personas, a quienes saludó en inglés. Entonando el  tema «Estoy aquí», la artista nos mostró sus primeros movimientos de caderas, las primeras sonrisas y fue así como se dio inicio a este esperado concierto. Luego entonó temas como “Ahí te dejo Madrid” que acompañó con gestos robóticos y tocando la armónica; para seguir con su tema “Si te vas”.
Mezclando canciones de sus nuevos y viejos trabajos, en un concierto denominado como su último disco «Fijación Oral», la cantante latina, quien siempre se dirigió al público hablando en inglés, dijo a sus fans: «My name is Colombia» (Mi nombre es colombia).

shakiraSus sinuosos movimientos de cadera se dejaron ver con su éxito “La Tortura”, contagiando de ritmo al público asistente con sus movimientos más sensuales. Para poder realizar el dueto de este tema, contó con el acompañamiento de uno de sus músicos, el cubano Albert Menéndez.
Además de desencadenar el torrente de su potente y particular voz, Shakira, cumplió las expectativas de sus seguidores dando rienda suelta a su versatilidad artística, ejecutando la armónica y la guitarra, e impresionando con sus emblemáticos movimientos de cadera.
También resultaron especiales las interpretaciones de "No", en la que la multipremiada cantante cambió su atuendo negro por un elegante vestido rojo con mangas que caían formando las alas de una mariposa. Con los movimientos de sus brazos, la tela ondeaba el escenario haciendo bonitas figuras de danzas orientales, concretamente egipcias.
Vestida de falda morada y top plateado, la estrella latina cantó «Suerte» en versión inglés. Al finalizar esta canción se le escuchó por primera vez una palabra en español: «gracias».

Al sobrado talento y mérito de Shakira, se le une todo ese despliegue tecnológico que engrandecen aún más el exitoso «Oral Fixation Tour». Shakira destacó la calidad y profesionalidad de los músicos de la banda, que estuvo liderada por Tim Mitchell y que contaba con figuras tales como, Archy Peña (venezolano), Ben Peeler, Olgio Chirino y el pianista Albert Menéndez (cubano).
Clásicos como “Pies Descalzos” y “Ciega, Sordo, Muda”, pusieron a todo el público que se dio cita en este estadio de Zurich, a saltar y bailar.
shakiraDeseando sacar a relucir sus orígenes libaneses, la colombiana, se propuso seducir al público con un hipnótico número de danza del vientre. Esta vez, la artista salió al escenario con un top plateado y una falda cuyos flecos dotaban de mayor espectacularidad a sus movimientos de cadera y con lo cual dio vida a su tema «Ojos así». Fue así como el huracán latino demostró su habilidad para la danza del vientre, contagiando a la audiencia que no pudo resistir ponerse de pie e imitar los movimientos de la estrella.
Bajo una lluvia de confeti, acompañada de 6 bailarinas vestidas de color naranja y vocalmente acompañada del tecladista Albert Menéndez, "Hips Don't Lie" (Las caderas no mienten), fue el tema con el que la reina del pop rock latinoamericano cerró su concierto de «Oral Fixation Tour» en Suiza.

La joven diosa a la que nadie le hace sombra meneando el vientre y contoneando las caderas, cantó y encantó a su público que disfrutó de su repertorio musical compuesto de 15 canciones

Es una pena que todas esas banderas colombianas y latinoamericanas flameando entre el público no hayan despertado en Shakira al menos un pequeño deseo de comunicarse con su pueblo en su mismo idioma: el español. Esperamos que en un futuro no muy lejano, el huracán latino vuelva a visitarnos para deleitarnos con todos sus éxitos y que pueda percatarse de que en este país también hay muchos latinoamericanos que residen y que al igual que ella tambien hablan el idioma español.