ecolatino

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra
Quiénes somos?   |   Buscar   |   Contactanos   |   Suscríbete
Home Familia La familia, pilar y espejo de nuestra sociedad

La familia, pilar y espejo de nuestra sociedad

famPor: Clara Tinoco
 
¿A dónde se han ido los valores tradicionales de nuestras familias? ¿Qué está pasando en el seno de nuestras familias? ¿Estamos los padres tan ocupados con nuestras vidas, con nuestro trabajo, con nuestras amistades, con nuestras distracciones que estamos descuidando a nuestros hijos?

Criar a un hijo es la tarea más importante y sagrada que tenemos los padres.
Un hijo se cría inculcándoles valores con buenos ejemplos, con atención a sus necesidades físicas, intelectuales y espirituales, con amor pero con firmeza.

familiaPara poder desarrollarse física e intelectualmente de manera sana, los niños necesitan llevar una vida estructurada, organizada, con horarios más o menos precisos, y con la presencia de adultos atentos: padres, maestros que los guíen por la buena vida y que los corrijan a tiempo cuando hay desvíos, tropiezos.

Lamentablemente, hoy en día esa «presencia» no es otra que la TV, la computadora o los mismos compañeros, tan jóvenes y tan necesitados de guía, atención y cariño como él mismo. El reflejo de tanta desidia y tanto desamor de parte de los padres se ve en la decadente sociedad de hoy.
Descuidando a nuestros hijos los ponemos a merced de personas innobles, de bandas ilícitas y peligrosas, y de sectas que los alienan, los manipulan y los corrompen.
¿Por qué caen en estas bandas, en estas sectas? Justamente buscando lo que no encuentran en sus casas, la noción de hogar, de familia, de pertenencia, de atención, de dirección, aunque sea por los motivos equivocados.

Los hijos son una bendición de Dios, son el presente y el futuro, son nuestra responsabilidad. Tengamos el valor y la dignidad de asumir esta responsabilidad y reimplantemos, a través de ellos, en esta sociedad enferma de valores nobles, valores cristianos.