ecolatino

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra
Quiénes somos?   |   Buscar   |   Contactanos   |   Suscríbete
Home Temas El machismo de «guante blanco» en Suiza

El machismo de «guante blanco» en Suiza

vfPor: Elena Binggeli

Vivimos en un país «perfecto» reconocido mundialmente por su calidad y caridad humana.
Las organizaciones más importantes del mundo tienen su cede en este  prestigioso país. Suiza, país de gente trabajadora, de gran corazón y sobre todo con una mentalidad abierta al mundo.
Me refiero a ese mundo salvaje y subdesarrollado que se encuentra fuera de sus fronteras. Al mismo tiempo es un país ejemplar en lo que se refiere al tema concordancia y cordialidad sin olvidar su enorme hospitalidad. País pequeño, pero pujante. En este pequeño terruño tenemos algo más de siete millones de habitantes, donde uno de cada siete es extranjero.

vioSuiza, a los ojos del mundo se presenta como un país «perfecto», limpio, civilizado, abierto, desarrollado, etc. Y ¿cuál es la «imagen» que tiene nuestro país de acogida  sobre  países menos desarrollados?.  Encontramos largos artículos de prensa que hablan sobre la  miseria social en otras partes del hemisferio, por ejemplo «el machismo».
Los hombres árabes no le permiten a sus mujeres gozar de la misma igualdad de derechos, o el hombre africano; promiscuo por naturaleza, practica la poligamia como algo natural y no dejemos de hablar del hombre latino; machista, borracho, celoso y golpeador, pero ¿cuándo se ha hablado abiertamente sobre el machismo suizo? en este «perfecto» país también encontramos este tácito atropello a los derechos humanos y alguien tiene que atreverse a denunciarlo.  Respeto y amo al pueblo suizo, pero también me siento con derecho a repudiar a aquel que, maliciosamente se aprovecha de la pobreza ajena para poder erradicar su propia pobreza de espíritu.

Quisiera que alguien me explique, ¿cómo un hombre con estudios y una posición social estable en Suiza tenga la necesidad de escoger como madre para sus hijos una esclava a tiempo completo en pleno siglo veintiuno? Un hombre que planea un viaje al exterior y en un lapso de catorce días a tres semanas conoce «a la mujer de su vida», a la futura madre de sus hijos y se casa con ella no es ingenuo todo lo tiene, a mi parecer, meticulosamente planeado. Al tenerla en casa no le interesa integrarla socialmente, no le explica el funcionamiento político o económico en Suiza, no la orienta a buscar ayuda en las diferentes Instituciones suizas,  etc. Sistemáticamente va acorralando a su presa.
Es ruin y deplorable lo que estos hombres machos «de guante blanco» hacen con estas mujeres seamos solidarias agradezcamos las cosas positivas que nos ha otorgado este país, pero también denunciemos el maltrato al que se encuentran sometidas muchas mujeres, en su mayoría extranjeras cuyo  único pecado ha sido ser pobre de cuna y llegar a este país «perfecto» donde  su sueño de una vida mejor se ha ido convirtiendo en una «perfecta» pesadilla.