ecolatino

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra
Quiénes somos?   |   Buscar   |   Contactanos   |   Suscríbete
Home América Latina Agricultura y Vida Rural en las Américas

Agricultura y Vida Rural en las Américas

Fuente: Comisión Económica para América Latina
 
“En América Latina y el Caribe debemos volver los ojos hacia una nueva ruralidad, el modelo exportador neoliberal basado en bienes sin innovación y sin sostenibilidad ambiental debe pasar a la historia”, dijo Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL)

, durante su intervención en la 5ta. Reunión Ministerial sobre Agricultura y Vida Rural en las Américas, realizada en Jamaica en el mes de octubre 2009.

"Para mejorar la vida rural y garantizar la seguridad alimentaria en la región es fundamental fomentar la cantidad y calidad de la inversión en agricultura, promover la investigación, el desarrollo y la innovación agrícola y mejorar las instituciones del sector", sostuvo Bárcena.
En términos relativos, los flujos de inversión extranjera directa (IED) hacia la producción agrícola son poco significativos: sólo un 0,47% del flujo total de IED hacia la región en 2007. 
Sin embargo, en términos globales, América Latina es la segunda receptora mundial de IED en agricultura (con 20,5% del total), tras Asia y Oceanía (51,3%).
Brasil es el tercer receptor mundial -después de China y Malasia- mientras que Perú, Chile, Honduras, Ecuador y Costa Rica se ubican entre los 20 mayores receptores, según el reciente Informe sobre la inversión en el mundo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

"Urge fomentar la innovación agrícola y como en cualquier otro sector, la innovación es una condición necesaria para generar nuevos espacios de competitividad", enfatizó Bárcena.
La inversión en ciencia y tecnología agropecuaria ha experimentado un crecimiento muy lento en la región. En términos reales, subió a una tasa media anual de sólo 0,67% entre 1991 y 2006, mientras que el valor agregado agrícola creció 3%.
Respecto del papel del Estado, la Secretaria Ejecutiva de CEPAL destacó la importancia de desarrollar esquemas interinstitucionales, multisectoriales y territoriales novedosos para atender la complejidad de la nueva ruralidad.

Según datos del informe «Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2009», la agricultura generó en promedio alrededor de 5% del producto interno bruto (PIB) regional, con grandes disparidades entre los países. Mientras en varios Estados del Caribe el sector generó 1% del PIB, en Paraguay ese porcentaje llegó a 21.2% y en Guyana a 30,2%.
Este estudio, presentado en el marco de la reunión ministerial fue elaborado conjuntamente por la CEPAL, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).
La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL hizo finalmente un llamado a los países de la región para que consideren desde ya el tema de la adaptación al cambio climático dentro de sus políticas agrícolas.

"La inversión pública orientada a mejorar la capacidad de adaptación de la agricultura al cambio climático, enmarcada en una estrategia global de política pública, es absolutamente necesaria para el sector agrícola y rural de América Latina y el Caribe", dijo.
Las medidas aisladas que los agricultores pueden tomar para la adaptación al cambio climático, cómo cambiar de cultivo o de variedades, utilizar riego, adelantar los períodos de siembra y otras, revisten gran importancia. Sin embargo, estas adaptaciones pueden tener consecuencias ambientales no deseadas si no son guiadas por marcos integrales de políticas de adaptación, que deben ser multisectoriales, alertó.